Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Trucos ocultos del linkbuilding

Trucos ocultos del linkbuilding

Tabla de contenidos

Pocas dudas caben de que el linkbuilding es fundamental en cualquier estrategia de SEO. Sin embargo, ¿qué sabemos de él? Muchos de los consejos que se dan a la hora de diseñar campañas o estrategias de linkbuilding son muy básicas. Hoy, te traigo algunos trucos ocultos de linkbuilding que, quizá, no habías tenido en cuenta hasta ahora.

Los trucos para mejorar el linkbuilding

Los trucos para mejorar el linkbuilding

Empecemos hablando de los trucos ocultos de los que nadie habla. Después, en el siguiente apartado, hablaremos de cómo aprovechar estos trucos. De momento, las claves para que un enlace tenga fuerza que debes entender a nivel conceptual:

 

DICCIONARIO MARKETING DIGITAL
Descárgalo ahora
En estos momentos con MÁS de 300 términos, que te ayudarán a entender hasta el mas técnico de los textos.

Lugar del enlace

Lo primero que hay que destacar es que, a la hora de atribuir fuerza a un enlace, el lugar que éste ocupe en la página, importa. Sabemos que los enlaces en el footer siempre han importado menos, pero parece que es suficiente con eso.

Y no lo es. Lo cierto es que un enlace en el primer párrafo tiene mayor importancia que un enlace en el último párrafo. Como siempre, cabe preguntarse si ello se debe a que Google premia más ese enlace en sí mismo o es una consecuencia de que el primer enlace correlaciona con mejores resultados en los puntos que indicaremos a continuación.

No lo vamos a saber (al menos, yo no lo sé). Sin embargo, sí tengo claro que esto es algo que sucede y que, por lo tanto, conviene trabajar.

A partir del segundo enlace, sólo importa el primer anchor text

Otro punto que conviene tener en cuenta es que, cuando desde una página se enlaza a otra página con más de un enlace, Google sólo toma en consideración el primer anchor text que aparece en la página.

Esto es importante entenderlo bien: No se trata de que Google no tome por iguales todos los enlaces que salen hacia distintas páginas desde una página dada. No. Esto sólo afecta a aquellos dos enlaces que, desde una misma página, apunten a una misma página externa (o interna).

Ley primer enlace

En definitiva si colocamos un enlace en la imagen de arriba a la página de consultoría por horas con el anchor text «consultoría seo por horas»

<a hrefhttps://www.rafasospedra.com/consultoria-seo/«>consultoría seo por horas</a>

y otro por el anchor text «más visitas a tu web»

<a hrefhttps://www.rafasospedra.com/consultoria-seo/«>más visitas a tu web</a>

Solo tendrá en cuenta el anchor del primer enlace.

 

Por lo tanto, si alguien nos va a enlazar y va a colocar más de un enlace hacia una misma página, es conveniente que lo haga con el anchor que más nos interese en primer lugar.

Esto también es importante para el linkbuilding interno, porque puede que estés enlazando a tus páginas internas desde una imagen y desde un texto, y que la imagen aparezca previamente al texto. Así, estarás enlazando con el ALT de la imagen como anchor, y el texto no estará siendo considerado como anchor.

Es un tema que rara vez se tiene en cuenta y cuyas consecuencias pueden ser perjudiciales, tanto a nivel de enlazado interno como a nivel de linkbuilding. Por eso debes analizar tu perfil de enlaces y para eso nada mejor que la herramienta Seo Spyglass

El tráfico que derive el enlace es importante

Este sí es un tema del que cada vez se habla más, por suerte. Los enlaces que mejor funcionan son aquellos que derivan mayor tráfico. Y esto tiene todo el sentido del mundo si nos ponemos a pensar en cómo funciona el algoritmo de Google.

Vamos a hacer un pequeño resumen: Google utiliza un sistema similar al de las referencias académicas. Cuantas más referencias tiene un paper académico, mejor es su nota y, se asume, su valor.

Del mismo modo, cuando una web recibe muchos enlaces es que tiene muchas referencias, y, por tanto, mayor es su nota (PageRank) y, se asume, su valor. Pero esto, en internet, tiene un problema: Es muy fácil crear enlaces artificiales.

¿Cómo resolver el problema? Muy fácil: Si, además, de considerar el número de enlaces (y su calidad, por diferentes baremos), ponderamos en función del tráfico que manden en relación al tráfico del sitio web y de la página en concreto, sabremos cuán útil es ese enlace.

Es decir, sabremos cuánto valor aporta realmente. Así, un enlace que meramente está ahí para hacer spam recibirá poco o ningún tráfico, y un enlace que de verdad aporte valor, recibirá mucho tráfico.

Y así queda resuelto, en buena medida, el problema de cómo determinar qué enlaces son de calidad y cuáles no.

Entonces, ¿por qué no ha funcionado así hasta el momento? Pues porque Google no tenía suficientes datos. ¿Cómo iba a saber qué enlaces estaban derivando más o menos tráfico? ¡Le resultaba imposible!

Es ahora, con el monopolio de Android y Chrome (entre otras cosas) que puede conocer con bastante fiabilidad la cantidad de tráfico que recibe una web desde un enlace y cómo se comportan los usuarios en una página concreta en relación con tal o cual enlace.

Por tanto, no te sorprendas de que esto sea algo nuevo y que no sucedía antes. Es lo lógico. Ahora pueden hacerlo. De hecho, es probable que esta idea la tuviesen desde hace muchos años y, simplemente, supieran que todavía no podían ponerla en práctica.

La importancia de la marca y EAT

Nada nuevo bajo el sol, ¿no?

EAT se ha convertido en el Santo Grial del SEO. Si tienes EAT, tienes posicionamiento. Por supuesto, nadie tiene ni idea de qué es el EAT, pero queda muy bien decirlo.

Eat y linkbuilding

El caso es que, aunque no tenemos mucha idea de cómo funciona el EAT, sí sabemos que está relacionado con la fiabilidad y la imagen de marca (sea personal o corporativa). Esto significa que, siempre que podamos, debemos trabajar el EAT junto a nuestro linkbuilding.

Se acabó lo de enlazar con la keyword exacta y sin mencionar nada de la página enlazada. Si tienes que crear una reseña, mejor que trate sobre tu sector y tú aparezcas como un experto consultado, que un enlace vacío del que no se sabe nada.

Trabajar el EAT se puede hacer de muchas formas. Puedes, incluso, seguir manteniendo el anchor text exacto que pensabas para posicionar tu página. No es problema. Pero indica el nombre de tu proyecto cerca del enlace.

Ya que compras un enlace (o dedicas tiempo y esfuerzo a conseguirlo), aprovecha para no trabajar únicamente el enlace, sino también el EAT. No tengo (y no creo que nadie lo tenga) claro que se retroalimenten.

Pero sí tenemos conocimiento de que las cocitaciones contribuyen al posicionamiento, así que, aunque sea por separado, nos va a compensar trabajar el EAT de esta forma. Así que… ¿Por qué no hacerlo? Si podemos obtener un extra gratis…

Fuerza interna de la página

Este último punto sí es más conocido y está menos oculto. Pero, a pesar de que todos sabemos que la fuerza interna de una página es importante para dar fuerza a nuestro enlace, parece que se nos olvida cuando compramos o conseguimos por cualquier medio un enlace.

He visto a multitud de SEOs y webmasters que en discusiones tienen totalmente claro que la fuerza interna de la página es muy importante, pero que, después, compran enlaces en páginas de webs grandes que tienen un clúster específico para reseñas al que apenas llega la autoridad de la web.

Si nos sabemos la teoría pero no la ponemos en práctica, es como si no conociéramos la teoría (de hecho, es peor, porque, si no conoces la teoría, al menos tienes una excusa para hacer las cosas mal).

Cómo aprovecharlos

Ahora que ya hemos visto las claves para lograr que un enlace tenga más fuerza y funcione mejor, vamos a ver de qué forma podemos aprovechar al comprar o colocar un enlace cualquiera para conseguir esos resultados adicionales, basándonos en los trucos mencionados:

Pide que el enlace esté bien arriba

El primer consejo es simple: Que el enlace que te coloquen esté bien arriba. Esto puedes especificarlo a la hora de comprar o adquirir el enlace que sea. No tiene mayores dificultades.

Ahora bien, puede que te hayan enlazado sin tú saberlo. Un enlace totalmente natural. Y puede que te hayan puesto el enlace al final del artículo, a modo de fuente o referencia.

En esos casos, puedes valorar la posibilidad de pedirle que coloque el enlace en la parte superior del artículo. Por ejemplo, con un texto que diga “como nos comentan desde [la web]…”.

Hay muchas fórmulas. La cuestión es tratar de conseguir que los enlaces que recibamos estén colocados en las partes superiores de las páginas. Esto nos ayudará, como mínimo, indirectamente (aunque probablemente también ayude directamente).

Utiliza un único enlace por publicación (o a distintas páginas)

Sabiendo que Google sólo va a tener en cuenta el primer enlace a una publicación, ¿para qué colocar más? Busca la mejor ubicación y coloca sólo uno.

Si quieres colocar más, asegúrate de que apunten a diferentes webs, porque, de esta forma, estarás consiguiendo optimizar los enlaces que salen desde esa página hacia la tuya.

Eso sí, ten en cuenta que, una vez utilices varios enlaces, esa fuerza que te pueda transmitir la página en cuestión, se verá dividida entre los diferentes enlaces. Por tanto, si te interesa especialmente posicionar una página en concreto, limítate a enlazar a esa página.

Si buscas añadir fuerza a diferentes páginas (o a la web en su conjunto), entonces sí, apuesta por colocar diferentes enlaces a diferentes páginas de tu web. Pero sin repetir.

Elige bien el anchor text

Del hecho de que únicamente un anchor text (el primero) se tenga en cuenta, se deduce que tenemos que ir con mucho cuidado al elegir el anchor text que vamos a utilizar.

No nos vamos a detener mucho en este punto porque todos sabemos, más o menos, la importancia de los anchor texts, cómo debe ser un perfil de enlaces, etc.

Lo único que queremos destacar es el hecho de que, si antes enlazabas con varios enlaces a la misma página y con diferentes anchor texts para “aprovechar”, deberías dejar de hacerlo, porque no funciona.

Elige el anchor text que mejor te vaya y trabaja con él.

Mejora el CRO del enlace para obtener más CTR

Este punto es clave.

Hemos dicho que aumentar el tráfico que recibe un enlace hace que el enlace tenga mucha más fuerza. Por tanto, algo que cualquiera debería hacer y que prácticamente nadie hace al conseguir que le enlacen desde otra web, es tratar de optimizar el número de clics.

Es de cajón: Si somos capaces de incentivar el CTR de un botón de compra en Amazon en nuestras webs de afiliación, ¿por qué no vamos a hacer lo mismo a la hora de incentivar el CTR de un enlace?

CRO del enlace para obtener más CTR

No es tan difícil. Se llama CRO y también es aplicable a los enlaces. De nuevo, CRO y SEO se dan la mano.

Puedes utilizar emojis, textos llamativos, colores, negritas, copy… Todo lo que está en tu mano para conseguir más ventas también puedes utilizarlo para conseguir que más lectores hagan clic en tu enlace y, por tanto, acaben en tu web, mejorando tu SEO.

Evidentemente, esto es lo de siempre: Una vez lleguen a tu web, deben encontrar algo de valor. De lo contrario, saldrán rebotados y te habrá salido el tiro por la culata. Pero si tu contenido es de buena calidad y, realmente, el enlace aporta valor… ¡Optimiza su CTR!

Además, como es evidente, mejorar el CTR del enlace te permitirá conseguir más tráfico de referencia. Que es positivo para el SEO, sí, pero es que es positivo en sí mismo. Te puede granjear un nuevo clic en publicidad, una nueva venta o un nuevo lead.

¿Por qué no estás optimizando el CTR de tus enlaces?

Manipula el tráfico del enlace

La versión blackhat de lo anterior.

Dado que todo el mundo empieza a darse cuenta de que es importante que los enlaces deriven tráfico a nuestra página para que Google lo tenga en mayor consideración, se están empezando a desarrollar herramientas para manipular ese tráfico.

Son herramientas parecidas a las que se utilizaban para manipular el CTR en las SERPs (y que se siguen utilizando a día de hoy, vaya).

Estas herramientas lo que hacen es simular diferentes usuarios con diferentes perfiles de navegación y se les manda a hacer clic en el enlace que nos interese. De esta forma, manipulamos de forma simple el CTR del enlace.

La cuestión, claro está, es hasta qué punto Google se cree que ese tráfico es real o manipulado. No lo sabemos, pero, en principio, no hay razón para dudar de la funcionalidad de las herramientas de este tipo. Es cuestión de probarlas y comprobar los resultados.

Como siempre: Hay que experimentar. (con tus proyectos, nunca con un cliente)

No te limites al enlace, habla de la marca

Ya lo hemos comentado en el apartado previo, pero no está de más volver a mencionarlo: Hay que hablar de la marca. Las cocitaciones son útiles para aumentar nuestro EAT. Que Google vea que el enlace hacia nuestra web está justificado porque somos “unos expertos”, es positivo.

Siempre que puedas, pide al redactor que vaya a escribir el artículo que lo oriente de esa forma. No tiene coste adicional y, si bien puede que no dé fuerza extra al enlace (aunque tampoco es descartable, porque semánticamente se estará asociando a “expertise”), dará fuerza a través del EAT y del grafo que Google cree para tu proyecto y tu persona.

Orienta la página donde colocas el enlace a una keyword posicionable

Este punto es importante, pero lo es más aún cuando lo juntas con el siguiente (y último) de la lista. Pero no nos adelantemos. Lo importante aquí es que orientes los artículos donde colocas tus enlaces a Keywords posicionables.

¿Qué es una keyword posicionable? Pues una keyword a la que, con unos cuantos enlaces, puedas hacerle aparecer en primera posición. Keywords de 100-500 búsquedas, por ejemplo, son viables. Y más para webs grandes y con autoridad (que es donde, previsiblemente, comprarás tus enlaces).

La idea es conseguir que esa página desde la que se te enlaza aparezca en primera posición, porque eso te permitirá obtener mayor tráfico en tu enlace y, adicionalmente, podrá ir ganando paulatinamente fuerza interna (porque, al ser la primera, será más probable que gente ajena la enlace).

Por supuesto, también tú puedes enlazar a dicha página para hacerle ganar fuerza interna. De eso hablamos en el siguiente apartado.

Haz SEO a la página con el enlace

Por último, está la estrategia de hacer SEO a la página donde hemos colocado nuestro enlace. Esto es algo que muchas personas llevan haciendo bastante tiempo (porque es algo evidente y lógico), pero que ahora está cobrando aún más fuerza por dos motivos.

Dos motivos de los que ya hemos hablado en el primer apartado: Mejora la fuerza interna y permite obtener más tráfico.

Si haces SEO a una página interna de una web que, por sí misma, ya es grande y tiene autoridad, es razonablemente sencillo posicionarla. Y más si la keyword por la que va a posicionar no es extremadamente competida.

SEO a la página con el enlace

Con ello, estarás consiguiendo más tráfico a través del enlace (porque la propia página recibirá más tráfico al estar en primera posición) y estarás dotando de mayor autoridad interna a esa página, que, de otro modo, recibiría muy poco linkjuice (o no, pero bueno, tampoco es lo importante).

Otro punto importante es que, a la hora de hacer SEO a estas páginas, puedes aplicar estrategias un poco más sucias de las que sueles utilizar para tus proyectos. Al fin y al cabo, si estás comprando un enlace en una web grande, puedes permitirte más enlaces de baja calidad sin que eso afecte negativamente a la web o a la página.

Y un último aspecto a considerar es el de utilizar ruedas de referencias. Compras una reseña en una web apuntando a tu web, y la siguiente reseña la compras con dos enlaces, apuntando a tu web y apuntando a la primera.

De esa forma, obtienes potencia para tu web, pero, al mismo tiempo, estás fortaleciendo la página inicial que también apunta a tu web.

Y es que, una vez entiendes que debes hacer SEO a las páginas desde las que te enlazas, las oportunidades que se te pueden ocurrir son infinitas.

 

Como puedes ver, existen multitud de trucos ocultos de linkbuilding que permiten optimizar los resultados de nuestras campañas de linkbuilding. Y es que, a día de hoy, diseñar campañas de enlaces sin tener en cuenta estos pequeños trucos (de los que apenas se habla), es la mejor forma de perder tiempo y dinero.

Compartir:

Picture of Rafa Sospedra

Rafa Sospedra

Soy Consultor Seo en Valencia, llevo desde el 2004 formándome y trabajando en lo que es mi pasión, el Posicionamiento web y la Analítica Web, disfruto aumentando las ventas de los Ecommerce y ayudando a las empresas a conseguir mas contactos.

Post relacionados

3 comentarios

  1. Gracias Rafa por estos consejos, en navidades voy mirar de implementarlos lo mejor posible por que quiero sacarle más y mejor rendimiento al blog

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscribete!

Recibe noticias, Plantillas y ebooks sobre Seo y Marketing Digital