info@rafasospedra.com

Top

Consejos para quien se está iniciando en la creación de webs

Rafa Sospedra / Blog  / Consejos para quien se está iniciando en la creación de webs
consejos cracion webs

Consejos para quien se está iniciando en la creación de webs

Consejos para quien se está iniciando en la creación de webs
4.9 (97.5%) 8 votes

¿Estás pensando en iniciarte en el mundo de la creación de sitios web? En ese caso, tengo unos consejos que darte. De hecho, son consejos que no se orientan exclusivamente al mundo de las webs, aunque, como es mi tema, lo centro en él. Pero si piensas dedicarte a cualquier trabajo relacionado del marketing online, este artículo te interesa. ¡Vamos allá!

¿A quién va dirigido este artículo?

Antes de pasar al meollo del asunto, vamos a dedicar un momento a explicar a quién va dirigido este artículo. Aquí te voy a dar una breve explicación de a quién quiero dirigirme y, después, te daré unas “bofetadas de realidad” para ver si, realmente, eres una de las personas a las que quiero dirigirme. Después de ellas, pasaremos a los consejos.

De momento, decir que este artículo está pensado para personas que cumplen los siguientes requisitos:

  1. Quieren crear activos: Los activos son sistemas que nos permiten generar ingresos pasivos (o sea, ingresos que no requieren de nuestra dedicación, trabajo o presencia). Si eres una persona que quiere tener ese tipo de ingresos, este artículo es para ti.
  2. Quieren hacerlo en el mundo online: Sin embargo, hay muchos tipos de activos. Una empresa lo es, un piso alquilado, también, un paquete de acciones, también. Aquí solo me dirijo a quien quiera crear activos online, que son los más baratos y con mayor ROI.
  3. Quieren convertirse, total o parcialmente, en rentistas o empresarios: No me dirijo a personas que quieran mantener una mentalidad de trabajador, sino a quien tenga una mentalidad de empresario o de rentista (es decir, una persona que vive exclusivamente del dinero que generan sus activos).
  4. Quieren hacer lo anterior de forma repetida: Por último, puede que cumplas todo lo anterior, pero si no tienes ambición para seguir creciendo, este artículo no es 100% para ti (aunque puede que te sirva de todos modos, lo único que quiero decir es que la persona ideal que tengo en mente al escribir este artículo sí querría repetir una y otra vez lo mencionado en los puntos anteriores).

Por último, antes de pasar al siguiente apartado, decir que este artículo no está orientado exclusivamente al SEO. Esa es mi área de especialización, por lo que, inevitablemente, todo estará impregnado de SEO, pero la intención de este artículo es más generalista.

 

Antes de empezar… ¿Seguro que es para ti?

Pero, la verdad, yo soy un poco de la opinión de Nassim Taleb, que dice que la forma de descubrir la verdad de las cosas es por medio de la sustracción. Así que, ahora, veamos aquello que NO debes cumplir si quieres aprovechar los consejos que voy a dar.

O, dicho de otro modo: Vivir de ingresos pasivos generados online NO es para ti si cumples con los puntos siguientes:

ebook-marketing-gratis

DICCIONARIO DE MARKETING DIGITAL

Descargalo ahora

En estos momentos con MÁS de 300 términos, que te ayudarán a entender hasta el mas técnico de los textos.

ingresos pasivos

1. NO es para ti si quieres vivir 40 años de lo que aprendas hoy

Algunas personas quieren vivir como vivían sus padres. Es decir, entrar en un puesto de trabajo, estar 40 años en él, y, por el camino, hipotecarse, comprarse un coche y viajar con la familia de vez en cuando.

El mundo actual no va a dejar mucho margen para ese tipo de vida. Lo que aprendas hoy es probable que no te sirva dentro de 5 años. Y esto es así para todo el mundo, pero, especialmente, si quieres vivir de ingresos pasivos. Y más aún si quieres vivir de ingresos pasivos en internet.

Por tanto, debes tener interés por reciclar tus conocimientos continuamente.

 

2. NO es para ti si no estás dispuesto a trabajar muchas horas

Ya hemos dicho que el objetivo es dejar de trabajar y tener ingresos que no requieran de nuestra presencia ni de nuestro trabajo. Pero, para eso, hay que invertir horas y recursos, porque nadie da nada gratis (y, si fuera fácil, todo el mundo lo haría).

Tienes dos opciones: Pasar 40 años trabajando 8 horas al día, o pasar 5 trabajando 12 horas al día, 3 trabajando 8 horas al día, 2 trabajando 4 horas al día y, después, vivir de tus ingresos pasivos.

Evidentemente, lo segundo es mejor que lo primero, pero no todo el mundo está capacitado para hacer ese sacrificio. ¿Lo estás tú?

 

3. NO es para ti si tienes mentalidad de trabajador

Al hilo de lo anterior: Si tu mentalidad es la de trabajar ciertas horas y después olvidarte por completo de tu trabajo, esto no es para ti. Las oportunidades no respetan los horarios laborales.

Puede que estés viendo la televisión a las once de la noche y veas una noticia que te encienda la bombilla para crear un pequeño sistema que, durante unas semanas, te vaya a generar poderosos ingresos.

Si no aprovechas esa idea rápido, puede que deje de ser rentable o te la roben. Por tanto, tienes que ligar tu forma de ser a esta forma de ganar dinero y de vivir. De lo contrario, perderás muchas oportunidades.

 

4. NO es para ti si no eres multitarea y multidisciplinar

Es cierto que una de las grandes virtudes del sistema en el que vivimos es que permite dividir los trabajos en muchos pequeños apartados pequeños, especializados, y que, la unión de esos pequeños trabajos especializados crea cosas grandes y eficientes.

Sin embargo, especializarse mucho sirve, fundamentalmente, para ser un trabajador (quizá bien pagado, pero solo trabajador). Si quieres tener activos, necesitas una mentalidad más emprendedora y empresarial.

Es decir, es preferible tener conocimientos superficiales sobre muchas cosas que conocimientos muy profundos sobre una sola cosa.

Y necesitas ser capaz de trabajar en distintas cosas al mismo tiempo, porque es posible que estés escribiendo un artículo y recibas una alerta de que tu servidor está caído. Tienes que arreglarlo, y volver a escribir.

No todo el mundo está capacitado para trabajar de este modo (por eso la mayor parte de la gente no es empresaria sino trabajadora).

 

5. NO es para ti si no toleras bien el fracaso

Este punto es importante. Muchas personas no toleran el fracaso (y con razón, porque a nadie le gusta que no le salgan bien las cosas). Sin embargo, en el mundo de la empresarialidad y la creación de activos, es fundamental tolerar el fracaso.

Muchos de los activos online que crees tendrán una vida limitada y, quizá sin razón aparente, puede que desaparezcan de la posición que estaban ocupando y ya no sean rentables.

También es posible que pongas mucho empeño en un proyecto y que éste, finalmente, no te aporte nada. Eso también puede pasar y es todavía más doloroso que el caso anterior. Por tanto, debes ser consciente de que, si no toleras bien el fracaso, este mundo no es para ti.

 

6. NO es para ti si no sabes gestionar tu tiempo, tus responsabilidades o tus recursos

Por último, hay gente que, simplemente, no saben gestionarse por sí mismos. Gente que despilfarra el dinero, o no es capaz de organizar su tiempo, o no es capaz de hacer frente a sus responsabilidades si no lo tiene todo pautado por lo que un jefe le marca.

Si es tu caso, este mundo no es para ti, porque, aquí, todo dependerá de ti. Es mucha responsabilidad (y por eso la recompensa es tan alta, entre otras cosas).

Consejos para quien quiere disfrutar de activos digitales

Ahora, visto lo anterior, podemos pasar a hablar de esos consejos que te ayudarán en tu carrera creando activos online. Ten en cuenta que son consejos generales y no la fórmula del éxito (porque, y este es el consejo número 0, la fórmula del éxito no existe).

activos digitales

1. Filtra bien los medios en los que aprendes

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que, si eres nuevo, vas a tener que formarte. Y, para formarte, vas a tener que acudir a diferentes medios: Blogs, canales de YouTube, cursos online, cursos presenciales, carreras más oficiales y carreras más informales.

Todo son vías válidas y en todos los tipos de formación encontrarás elementos interesantes, pero tienes que tener clara una cosa: No todas las personas que enseñan han sido capaces de vivir de lo que están enseñando.

Muchas personas viven de enseñar, por ejemplo, a crear y posicionar sitios web. Sin embargo, nunca muestran sus proyectos. Pero cobran por sus enseñanzas. No es difícil encontrar a personas que viven de enseñar a posicionar sitios web, y no de los sitios web que posicionan.

Este es el primer consejo: Filtra bien tus vías de formación.

Mi recomendación es que filtres teniendo en cuenta, al menos, lo siguiente:

  1. Sigue a gente que viva de lo que enseña: Como decíamos, tienes que seguir a personas que vivan de lo que enseñan, no que vivan de enseñar (la diferencia es fundamental). Algunos muestran pruebas abiertamente de que viven de su creación de activos, pero que no lo hagan no significa lo contrario. Trata de informarte bien antes de tomar a alguien como referencia.
  2. Encuentra las fuentes primarias: Muchos expertos en marketing online en España se limitan a reproducir y adaptar contenidos que leen en blogs anglosajones. Lo más recomendable es acudir directamente a esas fuentes, para tener la información lo más actualizada posible. Así tendrás menos competencia aplicando esas nuevas técnicas.
  3. Ignora lo que no se adapte a tu nivel: Es posible que encuentres contenidos muy avanzados y otros muy básicos. Si un medio no te suele aportar nada, deberías ignorarlo (o seguirlo, pero sin sentir la obligación de consumir cada contenido que genere, claro).
  4. Dedica una hora a la semana a actualizar tus medios: Al hilo de lo anterior, como tus conocimientos cambian continuamente, es recomendable que dediques una hora de tu semana a actualizar tus medios, buscando nuevos, añadiendo los que eran muy avanzados pero ya no lo son o eliminando los que ya no te ofrecen nada de interés.

 

2. Nadie sabe al 100% qué va a funcionar (no te dejes engañar)

En general, huye de aquellas personas que te garanticen que algo va a funcionar.

Está bien, eso es un poco radical: Muchas personas, simplemente, se expresan de una forma muy vehemente, sin que eso signifique que realmente piensen que lo que te están mostrando es el Santo Grial del SEO (o de lo que sea).

También puede ser que te lo estén mostrando como el Santo Grial y no sea así, pero, en general, sus contenidos sean interesantes.

Así que, está bien: No huyas automáticamente de cualquiera que te presente sus contenidos como la Verdad Revelada, pero ten criterio propio.

En este mundo, nadie sabe qué es lo que va a funcionar. Y que algo te funcione en un nicho concreto no significa que sea replicable en otros. Por tanto, desconfía. Haz tus pruebas si te parece que tiene sentido lo que te están explicando.

Este punto es más importante de lo que parece: Si realmente te crees que alguien te está dando la mejor técnica del universo, puede que inviertas mucho tiempo y recursos en algo que, finalmente, no funcione. Usa la cabeza.

 

3. No te limites a lo que domines o se te dé bien

Uno de los mayores fallos de muchas personas que se dedican a este mundillo es conformarse con lo que saben hacer, y eso tiene un coste de oportunidad enorme. Y, en cierta medida, está relacionado con la mentalidad de trabajador de la que hablábamos en el apartado anterior.

Es posible que, cuando empieces, descubras que algo se te dé mejor que todo lo demás. Y, por tanto, es posible que aprendas mucho y empieces a sacar rentabilidades interesantes aplicando fórmulas de esa área (digamos, del SEO).

NO es mala idea profundizar y multiplicar esfuerzos en esa área, porque eso es lo que te dará un mejor ROI a corto y medio plazo. Sin embargo, deberías dejar algo de tiempo para aprender y practicar con otras áreas.

La razón es sencilla: Un mismo nicho, en dos áreas distintas, da muy distintos resultados. Puede que se te dé genial trabajar ciertos nichos con SEO, pero, si también dominas Social Media o Facebook Ads, puede que ganes dinero con esos nichos que no te han dado ningún beneficio aplicando SEO.

Además, también tienes que tener en cuenta el siguiente punto del que vamos a hablar.

 

4. Busca oro en las intersecciones

El auténtico valor está en las intersecciones. Es decir, en el punto de encuentro entre dos áreas. Por ejemplo, entre el SEO y Facebook Ads, el SEO y el Social Media, Facebook Ads y Social Media, etc.

Cualquiera que lleve un tiempo en este mundo, sabe que las diferentes áreas del marketing online se retroalimentan. Y, además, hay algunas áreas que sirven para potenciar cualquier otra área. Algunas de esas áreas son la programación o el copywriting.

Por tanto, sería razonable que te plantearas el dedicar un 60% de tus esfuerzos a profundizar sobre eso que se te da bien y te genera rendimientos (por ejemplo, SEO), un 30% a una segunda área (por ejemplo, Facebook Ads), y un 10% para dos o tres de esas áreas que potencian cualquiera de las demás (por ejemplo, programación y copywriting).

De esta forma, podrás crear sinergias interesantes en tus proyectos, sin perder por ello rentabilidad (porque estarás dedicando más tiempo y esfuerzos a aquello que se te da bien y con lo que ya estás ganando dinero).

 

5. Experimenta con poco

Lo mejor que se puede hacer en este mundillo, es empezar experimentando con poco. La creación de activos digitales tiene la ventaja de que, con muy poco dinero, se pueden conseguir cosas bastante interesantes.

experimentos web

Por tanto, si eres una persona con algo de tiempo libre y ganas, puedes crear dos o tres webs pequeñas a la semana, con diferentes estrategias en cada una, y comprobar qué tal funcionan.

Un error muy frecuente de la gente que empieza es crear un proyecto y dedicarle horas y horas y meterle mucho dinero. Y a veces, simplemente, no sale bien. Ni siquiera vale la pena meterse en el porqué. Simplemente, hay veces en que no sale bien.

Y teniendo la posibilidad de probar 10 cosas diferentes, ¿por qué jugárselo todo a una carta?

 

6. Cuando encuentres algo, poténcialo

Este punto es la continuación lógica del anterior: Una vez alguna de las webs que has montado empiece a estacar, puedes empezar a trabajarla un poco más, invertirle algo más de recursos, y, de este modo, ir potenciando aquello que ves que funciona y descartando lo que no funciona.

De esta forma, no estarás jugándote prácticamente nada (más allá de tu tiempo), sino que podrás ir mejorando con los beneficios que generes de las webs que has ido montando. Es un proceso lento, pero mucho menos arriesgado que financiar proyectos que no sabes si van a funcionar.

Por cierto, dos cosas antes de pasar al siguiente punto:

Primero, cuando hablo de webs, en realidad hablo un poco de todo. Puedes hacer lo mismo con cuentas de Twitter, canales de YouTube, páginas de Facebook o cualquier otro tema o canal que te interese.

Segundo, tienes dos formas de potenciar. Por un lado, puedes potenciar aquellos proyectos que están funcionando. Por otro lado, puedes dejarlos como están y montar nuevos proyectos con las técnicas aplicadas. La mejor fórmula es hacer ambas cosas a la vez, para ir aprendiendo qué cosas funcionan a la hora de expandir (no crear) proyectos.

 

7. Pon a trabajar tus recursos (reinvierte)

De lo anterior se desprende algo lógico: Tienes que reinvertir los ingresos generados. Al fin y al cabo, tu objetivo es que el dinero trabaje por ti, no trabajar tú. Si lo poco que ganas al principio no lo reinviertes para ganar más, es muy difícil avanzar.

Por tanto, los ingresos que vayas generando, reinviértelos (en el mismo proyecto o en otros nuevos, según creas que vas a conseguir más rentabilidad).

 

8. Delega (pero no demasiado pronto)

Delegar o no delegar. Esta es una eterna cuestión en la que muchas personas se quedan paradas, y eso es un problema grave. Delegar es fundamental para crecer, porque tu tiempo es limitado, y si no tienes alguien que trabaje para ti, no podrás hacer todo lo que tienes en tu mente.

Por tanto, es importante que, cuando consideres que es necesario, delegues ciertos trabajos a terceras personas. Puedes hacerlo cuando ya no puedas dar abasto tú mismo o cuando te encuentres con algo que no sabes o no te gusta hacer.

Eso sí, no delegues excesivamente pronto, porque, en ese caso, puede que eso te coma los recursos y tengas costes de oportunidad demasiado grandes.

Al principio vas a tener que trabajar duro, así que no tengas el foco inicialmente en delegar. Solo ten presente que, en algún momento, tendrás que hacerlo para poder seguir creciendo.

 

9. Tómatelo como si fuera el Monopoly

Aquí una nota breve: En el Monopoly puedes tener propiedades, venderlas e hipotecarlas. Una mala estrategia es no comprar propiedades porque no te interesan. Lo que debes hacer es comprarla y dejarla ahí (porque, quizá, te genere algún pequeño ingreso). Si lo necesitas, siempre puedes hipotecarla o venderla.

Monopoly

Pues con las webs sucede igual. No dejes morir ni malvendas tus proyectos. Mantenlos, porque, aunque no los trabajes, siempre generarán algún ingreso pequeño o cogerán antigüedad y autoridad a ojos de Google, y, cuando sea necesario, puedes venderlo o retomarlo.

 

10. No te encariñes con tus proyectos

Por último, no te encariñes con tus proyectos. A veces, los proyectos mueren. A veces, lo mejor es venderlos.

Por ejemplo, una web sobre un tema de moda. Puede darte mucho dinero mientras el tema esté de moda, pero, tarde o temprano, morirá. No trates de rescatarla. Es mejor utilizar los recursos obtenidos en otra cosa.

enamorar proyecto

También puede ser que tu web, por la razón que sea, empiece a ir cuesta abajo. Si no sabes qué pasa, puede que te interese más venderla aprovechando que aún puedes demostrar ingresos anteriores altos que intentar venderla meses después, con los nuevos bajos ingresos.

En fin: No te encariñes con los proyectos.

 

Como puedes ver, dedicarte al mundo online con el objetivo de crear una serie de activos online que te permitan generar ingresos recurrentes sin esfuerzo es algo viable, pero se necesitan unos conocimientos especiales y, sobre todo, una forma de ser especial. ¿Estás dispuesto? ¡Pues empieza YA!

Soy Consultor Seo en Valencia, por suerte o por desgracia según quien lo mire, para mi os aseguro que es suerte, llevo desde el 2004 formándome y trabajando en lo que es mi pasión, el Posicionamiento web y la Analítica Web

2 Sin comentarios
  • José Eduardo
    28 octubre, 2018 at 12:08 pm

    Hola Rafa, te escribo para darte la ehorabuena por el post. También soy de Valencia y estoy empezando con nichos como complemento a mi trabajo. Soy autónomo, ingeniero de formación y mi trabajo principal es como instalador/técnico eléctrico.
    Quizás algún día me pueda dedicar al 100% a ellos y posiblemente al SEO y Marketing que me encantan.

Escribir un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies